Test epigenético - La Nutrición Inteligente

Actualizado: 19 jul


Autor: Próspero Pérez Salazar-Máster en Nutrición y Salazar


Con el descubrimiento del proyecto del Genoma Humano, se abrió una nueva era en la ciencia de la nutrición de tal forma que hoy podemos comprender por qué algunos nutrientes son beneficiosos para determinados individuos mientras que, para otros esos mismos alimentos pueden ser altamente destructivos. En este sentido, numerosos estudios epidemiológicos confirman la existencia de cierta asociación entre la dieta ingerida y la incidencia o gravedad de las enfermedades crónicas no trasmisibles y sin patrón de herencia específica.[1]


Figura 1. Psiconutrición y Nutrigenética. Fuente: tomado de Nutricón Donostia.


Misma dieta… pero diferentes efectos


Seguramente hemos oído decir ¿por qué engordo y mi amiga(o) que come y toma lo mismo que yo, no sube de peso? o ¿por más que busco bajar de peso no lo logro? “He dejado de comer casi todo, y hago mucho ejercicio y dieta y no logro perder ni un gramo”. “Pareciera que entre más me afano por bajar de peso, más subo”. “Con solo oler la comida, subo de peso”. Asimismo, hay personas que dicen: “sé que no debo comer ciertos alimentos, pero por más que me esfuerzo, caigo en la tentación y no logro vencer el deseo”.


Antes se creía que era por la constitución de cada persona. Pero hoy se sabe que es por la genética. Pero no por eso estamos condenados a ser obesos o padecer enfermedades como el cáncer debido a la herencia porque no es determinante ya que la mayoría de las variaciones del riesgo tiene que ver más con el ambiente que la misma genética (figura 1).



Fuente: Factores Genéticos y ambientales en el cáncer. Adaptado de Anand et al.(2008)



La genómica nutricional, explica el por qué algunas personas con una misma dieta tienen mayor riesgo de enfermedades como el cáncer o la obesidad, mientras que otras no, e incluso, puede ser benéfica y en caso de obesidad, perder peso; a unos les va bien con algunos alimentos y a otros les va mal.



La Genómica Nutricional


La genómica nutricional que se divide en dos ramas: la nutrigénetica y la nutrigenómica. La nutrigénetica analiza el por qué la secuencia de los genes de una persona, hace que los componentes de la dieta le resulten inocuos, favorables o dañinos. Mientras que la nutrigenómica, estudia justamente lo contrario: cómo los componentes de la dieta afectan a la secuencia de la expresión de genes. Entonces, por un lado, vemos como los genes afectan a la dieta, y por el otro, como la dieta afecta a los genes. Desde el punto de vista de ciencia, la nutrigenética, estudia la secuencia de los genes y como esa secuencia hace que algunos componentes para algunas personas, tengan un efecto beneficioso y para otros, tenga incluso un efecto dañino. Pequeñas modificaciones en una sola base, en una sola letra de la genética, pueden ser responsables de estos cambios[2].


Los científicos denominaron SNP o “polimorfismos de un solo nucleótido” a las secuencias que cambian en una sola base del ADN, a estos se les atribuye que para que se desarrollen patologías que no tienen patrón de herencia genética específica como las mendelianas, sino que son multifactorial o del ambiente donde se incluye la alimentación se requiere de la participación e interacción de múltiples genes de baja penetrancia. Las patologías crónico degenerativas no trasmisibles y de compromiso inmunológico sin herencia genética especifica más frecuentes y de actualidad son: la tensión arterial, el síndrome metabólico, la obesidad, el asma, la artritis reumatoide, la diabetes mellitus tipo 2, el lupus eritematoso generalizado etc. [3]


Con base a los antes expuesto, se explica por qué algunos elementos nutritivos pueden llevar a la salud o la enfermedad a determinados individuos. Ejemplo de esto es el selenio, micronutriente que necesitamos en cantidades muy pequeñas, se ha visto que es beneficioso para la mayoría de las personas; se ha observado que las personas que toman selenio en cantidades adecuadas, tienen menos riesgo de cáncer de pulmón contrario a los que no lo toman, pero, no ocurre los mismo en todas las personas. En algunas personas ese mismo elemento puede producir cáncer.


En la mayoría de las personas, el gen que codifica para la glutatión peroxidasa que es una enzima que necesita selenio, en la posición 198 tiene dos aminoácidos que segregan prolina. La secuencia codifica para los aminoácidos que son prolina, a esas personas que suelen ser la mayoría de la población si toman selenio, les va muy bien, pero no ocurre lo mismo cuando se sustituye una prolina por una leucina; el efecto del selenio ya no es beneficioso. Por el contrario, a estas personas, les aumenta la probabilidad de padecer cáncer de pulmón hasta del 80%. Pero si sustituimos las dos prolinas por dos leucinas, se aumenta la probabilidad de padecer cáncer de pulmón hasta un 130%. Con base a lo anterior, queda claro que la secuencia genética juega un papel muy importante[2].


Asimismo, sabemos que la dieta y sus componentes afectan a la expresión de los genes y, si estos se ven afectados, lo que tenemos es un metabolismo diferente. Por lo tanto, los efectos obviamente sobre el organismo son totalmente divergentes. Un ejemplo de esto, sería el consumo de ácidos grasos omega-3. Se ha observado que una dieta, equilibrada, pero con presencia de omega-3 previene la obesidad. Porque consigue que se queme más grasa ingerida y acumulada. Además, hace que el hígado, produzca menos grasa. Por lo que va haber menos contenido de grasa en los tejidos y con esto, se aumenta la sensibilidad a la insulina. Una de las pandemias actuales de la sociedad es la diabetes mellitus tipo 2, que se debe en su mayoría a la pérdida de la sensibilidad a la insulina (resistencia a la insulina), las dietas con omega 3, favorecen a la recuperación de la sensibilidad a la insulina e incluso se sabe que reducen la inflamación o el síndrome metabólico. Pero como se ha expuesto, esto no ocurre en todas las personas. Por lo que es necesario el uso de la biotecnología para el diagnóstico individualizado y así determinar el tratamiento personalizado[2].


Test Epigenético. “Bienvenido a la Nutrición Inteligente”.


Un tercer elemento de la genómica nutricional, es la epigenética. La epigenética, son cambios en la expresión de los genes que no afectan a su secuencia, pero sí su expresión que algunos científicos lo explican como las tildes, los acentos, las comas o los puntos de un escrito. Si se cambian estos elementos, el texto da un mensaje totalmente diferente. Hay dos principales modificaciones epigenéticas actualmente. Las dos más frecuentes son la metilación del ADN, que consiste en introducir un grupo metilo(CH3) en su estructura. Si se introduce un grupo metilo al ADN, se impide que la maquinaria genética interactúe con el gen, está allí, pero apagado, es decir, no manda información a la proteína o no se manifiesta.


La otra modificación es la condensación de la cromatina. En los núcleos de las células están los genes enrollados alrededor de unas proteínas llamadas histonas. Entre más apretado esté la cromatina, meno posibilidad hay de que ese gen se exprese porque la cromatina está concentrada y no permite que reaccione. Si la cromatina se descompacta o se desenrolla, el gen se expresa. Hoy se sabe que muchos alimentos modifican esa expresión genética algunos para bien y otros, para generar enfermedades. Por lo que es recomendable saber qué alimento de forma personal e individual nos pueden estar generando enfermedades, generando resistencia a la insulina, síndrome metabólico y aumento de peso.

¡Alcanza tu mejor versión de ti de forma fácil y segura!


Para mejorar la salud en general a través de los alimentos, hoy se cuenta con soluciones biotecnológicas para el diagnóstico y tratamiento nutricional personalizado que, con solo cinco hebras de cabello de la zona occipital, se realiza el test epigénetico y posteriormente el reporte personalizado del estado nutricional y las pautas alimentarias para que se alcance el nivel óptimo de salud.


El reporte personalizado analiza ocho categorías principales a nivel celular que se necesita atender de forma urgente para optimizar la salud. Las ocho categorías son:


· Niveles de Antioxidantes

· Niveles de Ácidos grasos

· Niveles de Vitaminas

· Niveles de Minerales

· Niveles de Aminoácidos

· Estado del Microbioma

· Retos ambientales.

· Interferencias medioambientales.


Asimismo, en el resultado del test se analizan más de 96 biomarcadores epigenéticos para que conocer: cuáles son tus necesidades nutricionales; cuáles son factores medioambientales y cargas electromagnéticas que dañan tu salud; qué indicadores debes potenciarse para reforzar el sistema inmune, cardiovascular e intestinal y cuáles desechar y a qué alimentos y aditivos eres sensible y debes evitar o al menos consumirlos con precaución y fortalecer los biomarcadores para mejorar tu estado del sistema metabólico, inmunológico, intestinal y cardiovascular.


Con el descubrimiento del genoma humano se desarrolló la genómica nutricional y la epigenética, que permite conocer la expresión de los genes por los alimentos y el medio ambiente los cuales predisponen al cuerpo a sufrir de enfermedades sin patrón de herencia genética específica como la obesidad, la resistencia a la insulina, la hipertensión y la diabetes entre otras tantas. Enfermedades no transmisibles que se han convertido en problemas de salud pública a nivel mundial, que mediante esta herramienta biotecnológica se puede conocer el estado nutricional y las principales categorías a nivel celular que se necesita atender de forma urgente para optimizar la salud y los biomarcadores epigenéticos para conocer las necesidades nutricionales y medioambientales que dañan la salud.



Bibliografía:


[1] Gómez A. Nutrigenómica y Nutrigenética. Elsevier[internet].2007[10 de junio 20222];26(4).disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-nutrigenomica-nutrigenetica-13101543.

[2] Mauriz G.JL.Ponencia:Nutrigenética,nutrigenómicayepigenética.TEDxUniLeónhttps://www.ted.com/tedx

[3] Ramírez B. J, Vargas A. G, Tovilla Z. C, Fragoso JM.SNP: implicaciones funcionales de los SNP reguladores y de los srSNP. Gaceta Médica de México[internet] 2013.[junio2022];disponble en: https://www.anmm.org.mx/GMM/2013/n2/GMM_149_2013_2_220-228.pdf

35 visualizaciones1 comentario